22/07/2021 por Alber Callejo

Mercedes-Benz acaba de anunciar su nueva estrategia de electrificación, que irá un paso más allá de los planes presentados por sus dirigentes hasta el momento: para finales de la década, la compañía estará preparada para ser totalmente eléctrica, transición que sin embargo se completará cuando «las condiciones del mercado lo permitan».

Ya de cara al año 2022 la firma de la estrella tendrá modelos eléctricos en todos los segmentos en los que opera; además, a partir de 2025 todas las plataformas nuevas desarrolladas por la compañía estarán preparadas para ser eléctricas, lo que permitirá a Mercedes-Benz ofrecer una alternativa 100% eléctrica en todos sus modelos. Así, la marca acelerará su transición sin dejar de cumplir sus objetivos de rentabilidad.

«El cambio hacia los vehículos eléctricos está ganando velocidad, especialmente en el segmento de lujo, al que pertenece Mercedes-Benz. El punto de inflexión se está acercando y estaremos listos a medida que los mercados cambien para finales de esta década», explica Ola Källenius, director ejecutivo de Mercedes-Benz y Daimler Truck, que a partir de ahora serán entidades separadas.

«Este paso marca una profunda reasignación de capital. Al gestionar esta transformación más rápida y al mismo tiempo salvaguardar nuestros objetivos de rentabilidad, aseguraremos el éxito duradero de Mercedes-Benz. Gracias a nuestra fuerza laboral altamente cualificada y motivada, estoy convencido de que tendremos éxito en esta nueva era emocionante».

Mercedes-Benz lanzará tres plataformas 100% eléctricas

Para lograr acometer esta profunda transformación, Mercedes-Benz ha presentado un plan para acelerar sus inversiones en I+D: entre 2022 y 2030, destinará 40.000 millones de euros al desarrollo de vehículos eléctricos. En el año 2025, el fabricante lanzará tres plataformas exclusivamente eléctricas, las cuales se unirán a la ya conocida MMA (esta arquitectura, derivada de la plataforma térmica MFA3, se empleará en automóviles eléctricos de tamaño pequeño a mediano).

  • MB.EA: destinada a automóviles eléctricos de tamaño mediano a grande.
  • AMG.EA: destinada a automóviles eléctricos de alto rendimiento.
  • VAN.EA: destinada a furgonetas eléctricas.

También se ha anunciado la adquisición de la empresa británica especializada en el desarrollo de motores eléctricos YASA, movimiento que permitirá a Mercedes-Benz acceder a su tecnología de motores de flujo axial y con ello desarrollar propulsores con un rendimiento ultra-elevado.

Mercedes-Benz necesitará unos 200 GWh de baterías anuales para cubrir su demanda, por lo que construirá ocho gigafábricas en colaboración con otras empresas de todo el mundo. Sus baterías de nueva generación estarán altamente estandarizadas y se utilizarán en el 90% de sus modelos eléctricos. Además, la marca se aliará con nuevos socios europeos para asegurarse de que el viejo continente continúe siendo el corazón de la industria automotriz en la nueva era eléctrica.

La eficiencia, en el punto de mira de Mercedes-Benz

Gracias a sus acuerdos con SilaNano, Mercedes-Benz podrá aumentar todavía más la densidad energética de sus baterías mediante el uso de compuestos de silicio y carbono en el ánodo, lo que se traducirá en autonomías más elevadas y tiempos de carga reducidos. Por otro lado, también trabajará con otras compañías en el desarrollo de baterías de electrolito sólido.

En el apartado de la carga, Mercedes-Benz apostará por la tecnología «Plug & Charge», que permitirá automatizar los procesos de autenticación y pago en las estaciones públicas: los clientes solo tendrán que enchufar, cargar y desenchufar su vehículo. Además, la firma está trabajando con Shell para ampliar su red de carga. Los clientes de Mercedes-Benz obtendrán un acceso mejorado a la red de carga de Shell, que constará de más de 30.000 puntos de carga (10.000 de ellos de alta potencia) para 2025.

También se ha confirmado el desarrollo del prototipo Vision EQXX, un eléctrico que tendrá una autonomía superior a los 1.000 km reales y que logrará una eficiencia de récord (más de 9,5 km por kWh consumido) a velocidades de conducción normales. Todos los avances presentados en este concept car, que se revelará en 2022, se adaptarán a los futuros modelos de producción de la marca.

Las inversiones en motores de combustión y en tecnologías híbridas enchufables se reducirán en un 80% entre 2019 y 2026. Gracias al alto grado de estandarización permitido por las plataformas modulares y a las nuevas tecnologías de baterías, los costes de producción de sus coches eléctricos se reducirán significativamente, lo que permitirá igualar la rentabilidad de los modelos eléctricos a la de los térmicos.

Fuente | Mercedes-Benz

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribe a mi Whatsapp