El piloto español fue 13º en una complicada clasificación en el Istanbul Park, pero una penalización por molestar a Checo Pérez le relega a la 16ª plaza.

Día para olvidar para Carlos Sainz. El piloto español terminó 13º en una complicada sesión de clasificación, perjudicado por lo mucho que le costaba calentar los neumáticos a su McLaren en lluvia en una pista con poco agarre por el reciente reasfaltado. Pero lo peor llegaría un poco más tarde, puesto que el madrileño recibió una sanción de tres posiciones en la parrilla de salida de este domingo por haber molestado a Checo Pérez durante la sesión de clasificación.

El piloto madrileño, tras la ‘qualy’, esperaba que los comisarios fueran comprensivos y no le sancionaran, abogando que con las difíciles condiciones de pista, era imposible ver a Pérez y saber que venía por detrás en un intento de vuelta rápida.

“No lo sé, porque no veo, no se ve, no intentas salir de boxes y poner en temperatura los neumáticos. Lo que espero es que los comisarios tengan eso en cuenta, que ha sido una clasificación muy rara, muy fuera de lo normal y estábamos todo el mundo ahí fuera intentando calentar los neumáticos, no se veía nada, tenía los espejos retrovisores completamente tapados… no podía hacer nada. No sabes quién va en vuelta rápida y quién no. Es imposible”, dijo el español ante los micrófonos de ‘Movistar F1’. Pese a ello, las explicaciones del español no debieron convencer a los comisarios, que le aplicar una penalización de 3 plazas en parrilla.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribe a mi Whatsapp