Los responsables del proyecto aseguran que el Bugatti Bolide sería capaz de bajar el actual récord de Le Mans y quedarse muy cerca del de Nordschleife.

La fecha del 28 de octubre puede parecer un día más, sin embargo, puede que se haya convertido en el nacimiento de todo un caza récords dentro de la industria del automovilismo. Compañías como Pagani o Bugatti nos pueden tener acostumbrados a la presentación de vehículos exclusivos sobre la base de sus modelos de producción ya lanzados. Algunos de ellos lo son tanto que son conocidos como one-off, ya que sólo habrá un coche de esas características en todo el mundo. Sin embargo, con el lanzamiento del Bugatti Bolide, la empresa francesa ha querido ir un paso más allá.

Las fotos que se pudieron ver de un prototipo camuflado y de formas sugerentes en el Circuito de Le Castellet durante la pasada semana llevaron incluso a equivoco. Algunas voces llegaron a apuntar de que podíamos estar frente al nuevo Hypercar de Bugatti, el coche con el que volver a competir por la gloria en las 24 Horas de Le Mans aprovechando la nueva normativa técnica que entrará en vigor a partir de 2021.

Para circuitos sí, pero no será específicamente para competición. Bugatti ha mostrado hoy el que es su vehículo más rápido y extremo de toda su historia, asegurando que han llevado al límite el motor W16, del que han extraído ni más ni menos que 1.850 CV de potencia, mientras que el peso se ha establecido en 1.240, confirmando que su relación peso/potencia está en unos estremecedores 0,67 kg/CV, cifras que lo convierten en el hiperdeportivo francés por excelencia.

Con una velocidad punta que podría superar los 500 km/h (los alcanzaría desde parado en 33,62 segundos), Bugatti ya ha dejado entrever que su nuevo Bolide estaría en condiciones de acercarse a los mejores registros de los principales prototipos de competición que han pasado por los circuitos más afamados. Incluso desde las redes sociales del Mundial de Resistencia le han retado a que confirmen que estaría en condiciones de completar el Circuito de La Sarthe en su actual configuración en apenas 3 minutos y 7,1 segundos, lo que lo haría siete segundos más rápido que el Toyota TS050 Hybrid LMP1 pilotado por Kamui Kobayashi, el cual estableció un nuevo récord en Le Mans durante la edición de 2017 al bajar el crono hasta los 3:14.791.

<iframe width="420" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/a5t0PLqMy74" frameborder="0" allow="accelerometer; autoplay; clipboard-write; encrypted-media; gyroscope; picture-in-picture" allowfullscreen></iframe>

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir chat
Escribe a mi Whatsapp